Foto: archivo Jorge Luis Plata

MVS

CIUDAD DE MÉXICO. La Ley General de Educación debería establecer como obligatorio, que, en todas las escuelas de educación básica del país, se lleve a cabo al menos una hora diaria de activación física y deportes, propuso la bancada del Partido Verde Ecologista (PVEM) en la Cámara de Diputados.

A través del diputado Luis Arturo González, se planteó que la medida aplique en todos los jardines de niños y primarias del país.

La iniciativa turnada a comisiones para su estudio, señala que las autoridades educativas deben promover la activación física, fomentar la práctica del deporte entre los alumnos y garantizar que la enseñanza en materia de educación física, cuidado de la salud y buenos hábitos alimenticios sea parte de las actividades diarias.

Agrega que la Federación también deberá asegurar que en todas las escuelas del país haya instalaciones suficientes y adecuadas para llevar a cabo actividades físicas y deportivas.

 “En estos espacios las niñas, niños y adolescentes adquieren, actualizan, completan y amplían sus conocimientos, capacidades y habilidades que les permiten alcanzar su desarrollo personal, bienestar y mejoramiento de la sociedad de la que forman parte”, dice el texto de la iniciativa que será analizada en la Comisión de Educación.

En el proyecto, el legislador subrayó que esas prácticas no solo desarrollan y fortalecen las habilidades motrices de los niños, sino que incentivan su potencial físico, cognitivo, aunado a que promueven una mejor convivencia social y un mayor interés por el cuidado de la salud.

Señaló que la propuesta atiende recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), respecto a que los menores de edad, de 5 y hasta 17 años, deberían dedicar al menos 70 minutos al día, a la realización de actividades físicas de moderadas a intensas.

Refirió que de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2020, Ensaut, el sobrepeso y la obesidad en la niñez mexicana es un problema de salud urgente por atender.

El estudio, añadió el diputado González Cruz, señala que durante la pandemia por COVID-19 y la aplicación de medidas de distanciamiento social y permanencia en casa, se incrementó el fenómeno del sedentarismo entre los miembros de la familia, así como el tiempo de exposición a pantallas de televisión, computadoras, teléfonos móviles y otros dispositivos electrónicos.

La Encuesta apuntó que los niños de 5 a 11 de edad, presentaron prevalencia de sobrepeso en un promedio de 19.6 por ciento; mientras que el 18.6 de los menores de edad, es decir, menores de 17 años, presentó sobrepeso.

En consecuencia, afirmó que la propuesta de su bancada no solo contribuiría a enfrentar el sobrepeso y obesidad en la población infantil, sino mejorar las habilidades sociales, después del aislamiento obligado por la pandemia de coronavirus; mejorar el rendimiento académico y la autoestima.

También impulsaría al deporte como un factor para contrarrestar problemas de estrés y ansiedad, que se agravaron a causa de la emergencia sanitaria, dijo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.