Tiroides y salud bucal, una estrecha relación que seguro desconoces

La glándula tiroides es de vital importancia para la salud y para el funcionamiento de todo nuestro cuerpo, y aunque suele pasar inadvertida, es indispensable

Agencia

CIUDAD DE MÉXICO. El dato duro es avasallador, según cifras de la Organización Mundial de la Salud, hay más de 750 millones de personas en el mundo que tienen algún tipo de patología tiroidea, y se cree que aproximadamente 60 por ciento lo desconoce.

Hoy vemos la gravedad de esta ignorancia generalizada, en este marco es que la doctora Irene Correa Villanueva ha basado su esquema de vida. Ella misma es paciente tiroidea y después de años de exposición a materiales detonantes, descubrió la odontología biológica como escudo; no sólo se mantiene a salvo de los químicos y tóxicos en su consultorio, sino que comparte sus conocimientos en pro de que esta información llegue, precisamente, a ese 60 por ciento de gente que desconoce que padece un problema en la tiroides.

Hablamos de una glándula endócrina en forma de mariposa o escudo ubicada en el centro del cuello. Almacena y libera hormonas que circulan por medio de la sangre y que son indispensables para regular el metabolismo, la frecuencia cardíaca, la temperatura corporal, el tracto gastrointestinal, la memoria y el peso corporal, entre otras funciones del organismo.

La doctora Correa cuenta su experiencia personal, y comienza por lo multifactorial que es la disfunción tiroidea. “No nada más tiene un origen. Y aunque mi primera especialidad es prótesis bucal, yo me fui por la vía de la odontología biológica, por esta situación. Al remover tantas restauraciones de mercurio sin un protocolo tal cual lo hacemos los odontólogos biológicos, imagínate cuántos años me intoxiqué de una manera crónica”.

Remover una amalgama sin un protocolo de seguridad, es un riesgo —agrega—. Y en mi caso hubo cientos o miles de restauraciones de mercurio que retiré, entonces ese es precisamente uno de los detonantes de mi historia. La tiroides es una glándula maestra, es una glándula que rige todas las funciones de nuestro cuerpo. Está en la base de tu cuello, tiene una forma como de mariposa. De hecho, nosotros que somos pacientes tiroideos tenemos una insignia; es una mariposa, precisamente”.

De vital importancia para la salud y para el funcionamiento de todo nuestro cuerpo, suele pasar inadvertida, pero es indispensable.

Hablando directamente de la salud bucal, dentro de las afectaciones dentales que están ligadas o pueden ser detonantes de una disfunción tiroidea, están como comentamos, la inflamación e infección crónica de la encía y del hueso de soporte no controlada (Gingivitis y periodontitis). El tratamiento para estos problemas debe ser por medio de una limpieza dental con equipo ultrasónico y de ozonoterapia, ya que el ozono actúa eficazmente contra virus, bacterias y hongos y tiene una gran capacidad desinflamatoria y de oxigenación.

Otro detonante es la presencia de restauraciones metalicas de amalgamas de mercurio, ya que el mercurio al ser un metal pesado tóxico es un disruptor tiroideo, detonante de hipotiroidismo y activador de la respuesta autoinmune propiciando una tiroiditis de Hashimoto. Debido a esto es muy importante retirar esas restauraciones de mercurio bajo un estricto protocolo de seguridad, con un dentista biológico.

Abordar los problemas dentales ayuda a revertir la progresión de la disfunción tiroidea y a mitigar la respuesta auto inmune de la tiroides.

Detalles de importancia vital

“En mi caso fue tiroiditis de Hashimoto, tu tiroides está lenta, y los endocrinólogos tradicionales no te dicen cómo se regula ni cómo se cura. Se controla con la levotiroxina, que es la hormona sintética que te tomas. Es un medicamento que en mi caso tomo todos los días. Es el reemplazo hormonal que nosotros los que padecemos una situación tiroidal, necesitamos”, comenta.

La doctora revela sus tres factores detonantes. 

“Uno, intoxicación crónica. Dos, el mercurio. Afecta a la tiroides porque literal es un disruptor tiroideo, es una neurotoxina. Entonces, en cuanto a mi situación, pues es genético, exposición ambiental, por mi profesión por la remoción de estas amalgamas sin una protección. Y tres: embarazos, ahí también se detonó, desde mi primer hijo, desde mi primer embarazo.

“Las mujeres, al someternos al estrés del embarazo y a los cambios hormonales, provocamos que se estrese la tiroides, y es cuando vienen todas las consecuencias. 

“Yo iba con un endocrinólogo convencional, pero ellos nada más te dicen tómate la levotiroxina si están cansada, si tienes dolores musculares, si tienes depresión, si se te cae el cabello, si tienes mucho frío, si tienes la piel seca, pobre de ti porque estás enferma de la tiroides. 

“Fue ahí cuando conocí a mi salvadora de vida, que es mi doctora actual, la doctora Gladys Sastré, médico funcional integrativa y una experta en el tema, al conocer a Gladys ahora si me encuentro con una profesional que me entiende al 100 por ciento, porque ella también tiene tiroides de Hashimoto. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.