A dos años de la masacre de 15 indígenas Ikoot en San Mateo del Mar, prevalece la impunidad

Dos detenidos y una recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) han conseguido las víctimas indirectas en 24 meses.

Patricia Briseño

OAXACA, Oax. Al cumplirse dos años de la matanza de 15 personas, entre hombres y mujeres, en la población indígena Ikoots de Huazantlán del Río, en el municipio de San Mateo del Mar, en el Istmo de Tehuantepec, familiares denunciaron la dilación de la justicia por parte de la Fiscalía General del Estado (FGEO). 

Mencionaron que sólo hay dos personas detenidas, mientras que más de 150 órdenes de aprehensión están pendientes de ejecutar, por lo que presumen existe “contubernio entre las autoridades y responsables para no ser detenidos”. 

Son más de 30 familias desplazadas, que hasta el momento no pueden regresar a la localidad, recordó Jorge Arroyo, portavoz de las víctimas indirectas por los hechos ocurridos la noche y madrugada del 21 y 22 de junio de 2020.

De acuerdo con la causa penal 206/2020, se advierte que las víctimas (13 hombres y dos mujeres) fueron masacrados, torturados, colgados y quemados vivos.

Al conmemorarse dos años de este fatídico suceso, los 16 sobrevivientes y miembros del Comité de Víctimas y Familiares Ikoots de la Masacre de San Mateo del Mar, reclamaron justicia y castigo a los culpables.

“Ni siquiera se trata de buscar a los culpables, ya están identificados, sin embargo, la Fiscalía y el gobierno del estado se niegan a ejercer justicia”, acusó.

De acuerdo con los testimonios, el origen fue porque un grupo de mujeres demandaba el reconocimiento de sus derechos político-electorales, cuya resistencia las llevó a bloquear el acceso a la oficina de la autoridad de Huazantlán del Río.

Con el propósito de desalojarlas personas de distintos puntos de esa jurisdicción se dieron cita en la comunidad y arremetieron contra las mujeres y sus adherentes, provocando un baño de sangre.

Dos detenidos y una recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) han conseguido las víctimas indirectas en 24 meses. 

“La Fiscalía nos revictimiza, detiene la ejecución de 161 órdenes de aprehensión contra los responsables de la masacre, amenaza a los integrantes de nuestro Comité; en fin, hace todo por qué la impunidad y el desplazamiento forzado de las familias de las víctimas se mantenga”.

“Estos dos años son de experiencia en la lucha popular, agradecemos los aprendizajes que nos deja el movimiento social y la solidaridad que nos impulsa a mantener está lucha por justicia que, sin duda, es desgastante pero que, a la vez, es reconfortante porque sabemos que tarde o temprano alcanzaremos nuestro anhelado objetivo”, concluyó. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.