El Árbol del Tule, el ‘viejo del agua’ con incalculable valor y belleza

Patricia Briseño / Foto: Semaedeso

OAXACA, Oax. Oaxaca se precia de contar con árboles históricos y notables, categoría en la que figuran 21 ahuehuetes, localizados a lo largo y ancho de la caprichosa orografía del estado.

Sin embargo, contar con ahuehuetes milenarios, sanos y consentidos, no es sencillo, sobre todo a partir de la falta de presupuestos y carencia de agua, derivado del crecimiento de zonas urbanas y cambio climático. 

Son especies notables por sus características de extraordinario porte, singularidad o valor científico, representan un patrimonio natural de incalculable valor y belleza.

El Árbol del Tule está considerado como uno de los ahuehuetes más antiguos en la entidad, se ubica en el municipio conurbado de Santa María El Tule (a 11.8 kilómetros al oriente de la capital de Oaxaca), donde la vida económica y cultural de cientos de familias dependen de su lozanía.

Este árbol milenario tiene hijuelos por varias ciudades del mundo, como el que se encuentra en el parque El Retiro, de Madrid, España, considerado por sus habitantes como el árbol más antiguo de la ciudad madrileña.

Helena Iturribarria Rojas, secretaria del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable, explicó que los ahuehuetes históricos representan un patrimonio natural, cultural e histórico, mismos que han sido testigos de los cambios que ha experimentado la entidad, desde aquellos parajes de sembradíos regados por el río Atoyac, hasta el espacio urbano de la ciudad de Oaxaca.

“Este árbol, que puede llegar a ser longevo y de grandes dimensiones, es el árbol nacional, se encuentra prácticamente en todo el país y en cada lugar en el que se localiza la gente lo ha unido a su historia personal, religiosa y popular», resaltó.

Los ahuehuetes o sabinos (taxodium mucronatum) oaxaqueños son importantes, pero, uno de los más destacados, no podría ser de otra manera, es el también conocido como Árbol del Tule, que con su majestuosa presencia da vida al municipio conurbado de Santa María El Tule.

“El Árbol del Tule está entre los árboles más famosos del mundo. Sujeto a cuidados especiales, ha visto pasar a centenares de generaciones bajo su sombra, personas destacadas en el mundo científico, político y cultural, lo han visto y preocupado por él”, comentó Rodolfo Alfredo Hernández Rea, maestro investigador del Instituto Tecnológico del Valle de Oaxaca (ITVO).

En el 2003, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés) lo nombró patrimonio cultural de la humanidad y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, el árbol más grande del país. Fue el primer árbol oaxaqueño que recibió la declaratoria de notable (AHNE-IEEO-001). El “ahuelito”, del Árbol del Tule.

Sin embargo, Hernández Rea encontró al “ahuelito” del coloso de Santa María El Tule. Un ahuehuete con una edad estimada de mil 566 años, ubicado en el Barrio del Ex Marquesado, en el perímetro del centro histórico.

El especialista encabezó los trabajos dendrocronológicos, los cuales consisten en el conteo de los anillos de crecimiento aplicables a determinadas especies arbóreas (tanto a especímenes actuales como a troncos fósiles), actividad que además rinde frutos para el conocimiento de la variación del clima a lo largo del tiempo.

El proceso de rescate del “ahuelito”, ejemplar olvidado en la antigua estación del ferrocarril de Oaxaca, cristalizó con un plan de manejo efectivo que dio como resultado el registro AHNE-IEEO-016 como árbol notable decretado en el Periódico Oficial del Estado en el año 2009; entre sus características físicas, cuenta con una cobertura de copa de 16.48 metros y un diámetro de tronco de 4.62 metros.

“Sí, este sabino es el ser vivo más viejo de la ciudad de Oaxaca y por ello, puede ser considerado como el “ahuelito” de los oaxaqueños”, subrayó.

Este árbol longevo puede admirarse hoy en día, en el Museo Infantil de Oaxaca o antigua estación de ferrocarril, en el Barrio Ex Marquesado.

Datos interesantes

– No se sabe con exactitud cuál es la edad del Árbol del Tule, se estima que tiene entre mil 500 y dos mil años de edad, lo que lo convertiría en uno de los seres vivos más longevos del mundo.

-El Árbol del Tule, es un gigantesco sabino, también conocido como ahuehuete que en náhuatl significa “viejo del agua”. 

-Antiguamente, antes del proceso de urbanización, había una área fangosa o pantanosa, conocida como tule, de ahí que poco a poco, los locales nombraron al sabino como “el Árbol del Tule”.

-Existen infinidad de leyendas alrededor del viejo sabino. Los zapotecas cuentan que este gran ahuehuete fue plantado hace mil 400 años por Pechocha, dios del viento.

-La otra leyenda nos habla del Rey Condoy, quien dominaba el cerro Zempoaltépetl. Se dice que, en uno de sus viajes a Mitla, el rey enterró su bastón en el terreno pantanoso del tule, de ahí nació el árbol, que la cultura mixe conoce como “árbol de la iluminación”.

-El segundo lunes de octubre de cada año se celebra el cumpleaños del árbol del tule. Es un día de descanso obligatorio en las oficinas públicas y centros escolares.

-Se necesitan cerca de 30 personas tomadas de las manos para poder rodear el árbol; tiene 42 metros de altura, su copa cuenta con una circunferencia de 58 metros, volumen de 816 mil 829 m3 y su peso es de 636 toneladas.

-Cuenta con un sofisticado sistema de agua subterráneo; existe una comisión especial civil y municipal en Santa María El Tule para su cuidado integral.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.