Cinco años después de la muerte de un indígena dentro de una celda, DDHPO pide investigar el caso

Los centros de detención municipal son zonas de alto riesgo de violaciones a derechos humanos, ante la persistencia de casos de personas que mueren en estos lugares, bajo el resguardo de servidores públicos”,
Patricia Briseño

OAXACA. Oax. Cinco años después de la detención y muerte del indígena mixe Eduardo Nabor A., ocurrida en la cárcel municipal de San María Alotepec, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) emitió una recomendación dirigida a la Fiscalía General del Estado, para continuar con las diligencias por este caso ocurrido en 2017.

El organismo autónomo se tomó su tiempo para acreditar violaciones al derecho a la integridad personal y a la vida de un ciudadano, que falleció en la celda donde fue ingresado por una supuesta  falta administrativa, según el expediente DDHPO/742/(14)/OAX/2017.

Bernardo Rodríguez Alamilla, titular de la Defensoría de Oaxaca informó que la recomendación evidencia “la urgencia de establecer mecanismos de protección para las personas que se encuentran detenidas en cárceles de ayuntamientos”.

Detalló que el documento, dirigido al actual presidente municipal de Santa María Alotepec, Orestes Sandoval Zamora, tiene el propósito de atender las causas estructurales del hecho ocurrido en 2017, pues estos casos, “son recurrentes en la entidad, por ello, es necesario que se regule el funcionamiento de los separos”.

También exhortó a  colaborar ampliamente con el Ministerio Público encargado de integrar la carpeta de investigación y que aporten todas las pruebas con las que se cuente y tengan relación con los hechos, ocurridos durante la alcaldía de Raúl de Jesús Porfirio.

Invitó a la autoridad local que se establezca un programa de formación permanente sobre las atribuciones legales de la Policía Municipal y con esto, los elementos puedan contar con herramientas jurídicas y técnicas para poder desempeñar sus actividades sin violentar derechos humanos o el marco jurídico.

En este sentido, el organismo alentó a la autoridad municipal de Santa María Alotepec realizar un acto de reconocimiento de responsabilidad y disculpa pública para las víctimas directas e indirectas, así como realizar las acciones necesarias para reparar el daño causado de manera integral.

 EL DATO

La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca reveló que de  enero de 2020, al 15 de julio de 2022 se han iniciado 474 expedientes relacionados con abusos policiales cometidos por elementos municipales, de los cuales, seis casos se deben a muertes ocurridas en cárceles municipales o durante la retención. 

“Los centros de detención municipal son zonas de alto riesgo de violaciones a derechos humanos, ante la persistencia de casos de personas que mueren en estos lugares, bajo el resguardo de servidores públicos”, advirtió 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.