‘Alguien me quiso matar’, así narra Ciro Gómez Leyva el atentado en su contra

Radio Fórmula

CIUDAD DE MÉXICO. El periodista, Ciro Gómez Leyva, narró el atentado que sufrió la noche del jueves a unos cuantos metros de su casa, mientras viajaba en su camioneta, que él mismo manejaba, y que gracias al blindaje pudo salir ileso.

«Alguien creo, y eso me lo confirmaron tanto los policías como los ministerios públicos, no era un robo, evidentemente no era un intento de secuestro, todo indica que alguien me quiso matar, no sé quién era, no tenía ninguna amenaza, nadie me había amenazado, no tengo pleito con ningún vecino, no tengo una deuda que no haya pagado, no he discutido con nadie, más allá de lo que discutimos aquí en el programa», expresó el periodista en su programa Ciro Gómez Leyva por la Mañana.

Indicó que a unos 200-300 metros de su casa, en la colonia Florida, ocurrió el atentado luego de que salía de las instalaciones de Imagen Televisión, programa que conduce todas las noches.

Ayer como todas las noches terminamos el noticiero de Imagen Televisión, tomé mi coche, vivo muy cerca de Imagen Televisión y también muy cerca de Grupo Fórmula, en la colonia Florida.

Explicó que se subió a su coche, una camioneta blindada Jeep Cherokee, que desde enero de 2017 puso a su disposición Imagen Televisión, luego de que en esas fechas difundió una serie de reportajes sobre el Reclusorio Norte, y producto de éste recibió una amenaza.

Agregó que de las instalaciones a su casa es un trayecto de unos 7-8 minutos y casi al llegar, cerca de una taquería y un estacionamiento, se percató, mientras iba escuchando la radio, que el auto que iba delante de él conducía muy lento y en ese momento escuchó dos disparos, “o quizá más”, al voltear vio a una persona con una chamarra blanca con rojo y casco o capucha disparando desde una motocicleta.

“Yo me incliné a la derecha, siguieron disparando, no paré el coche y vi como seguían disparando contra el parabrisas del coche, creo que nunca paré, pero habré disminuido la velocidad, ya no escuché disparos, levanté la vista y vi que el coche aceleró y se había ido la motocicleta, arranqué con las manos temblando, bien a bien no sabía qué hacer y había llegado a la esquina de la calle de Olivo, y en vez de avanzar los metros que faltaban para mi casa no sé por qué, di vuelta a la izquierda, ahí me di cuenta que el coche no jalaba bien”, contó.

Ciro Gómez Leyva contó que a la primera persona que se le ocurrió hablar fue a Manuel Feregrino.

También no sabía bien qué hacer, si bajar del coche, pues este ya no arrancaba y no alcanzaba a llegar a su casa, pero recordó que cerca de ahí vive Manlio Fabio Beltrones y como pudo llegó a su privada. La persona de seguridad vio todos los impactos del coche y lo dejó pasar.

“Por fortuna estaba Manlio en su casa, ahí estuve, de inmediato me comuniqué con las autoridades, llegó el jefe máximo”.

Dijo que después llegaron unos peritos, presentó su declaración ante el Ministerio Público de la CDMX, adscrito a Álvaro Obregón, más tarde llegó la fiscal Guadalupe Moreno, encargada de asuntos relevantes.

Indicó que le pusieron escoltas y hacía las 4 de la mañana salió a su casa. Apuntó que no haría conjeturas

“Por supuesto, sé cuáles son las conjeturas que están volando en el ambiente, no las voy a hacer y simplemente estos fueron los hechos, están denunciados, confío en la autoridad, estoy agradecido con la atención que me dio la autoridad”.

Agradeció la llamada que le hicieron las autoridades, entre ellas la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

“Eso es lo que pasó y la vida tiene que seguir, sí es fuerte, obviamente no dormí nada, pero la vida tiene que seguir y tenemos un programa que hacer esta mañana”, finalizó el periodista Ciro Gómez Leyva sobre el atentado armado que sufrió la noche del jueves.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.