Las razones por las que puedes sentir tu estómago hinchado 

Es algo bastante común: sentirse como un globo, con la sensación de tener el estómago lleno pero sin necesariamente haber comido mucho.

Agencia

REINO UNIDO. La hinchazón o distensión es un aumento visible del tamaño del abdomen. La barriga se siente llena y esto genera una incomodidad.

Además del cambio físico evidente, puede venir acompañado de dolor de barriga, molestias o ruidos.

Detrás de esta dolencia tan habitual puede haber muchas causas. Algunas son sencillas de manejar y, para atajarlas, basta con hacer algunos cambios en nuestra dieta. Otras son más complejas y pueden ir desde problemas en nuestro sistema inmune hasta ser un indicativo de un tipo de cáncer.

Aquí te contamos algunas de las razones, qué señales son las que nos deben poner alerta y qué habitos cambiar para evitarlo.

La razón más común de la hinchazón es tener muchos gases en el intestino. Señala el NHS, el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido, que esto puede ser provocado por algunos alimentos y bebidas o por tragar aire.

La siguiente causa más común por la que nos sentimos hinchados es el estreñimiento, algo que puede pasar desapercibo porque no solo se trata de que haya menos deposiciones. El centro Johns Hopkins Medicine indica que si hay que hacer esfuerzos para comenzar o terminar una evacuación intestinal, si las deposiciones de asemejan a rocas o guijarros o si al defecar no se queda una sensación de vacío, se sufre estreñimiento.

Y todo esto puede contribuir a que haya dolor abdominal e hinchazón. Porque conforme más tiempo pasen las heces sin salir, más chance tienen las bacterias para fermentar y, por lo tanto, de crear más gases e hinchazón.

Otra razón detrás de la hinchazón es el SIBO, o sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado. Como su nombre indica es un exceso de bacterias y ocurre cuando las bacterias intestinales del colon se desbordan hacia el intestino delgado. El crecimiento excesivo de estas bacterias también puede abrumar a otras bacterias que precisamente se encargan del equilibrio del sistema y absorben los gases.

Normalmente, la hinchazón suele resolverse sola o con algunos cambios simples. Y si solo aparece este síntoma, aunque es algo molesto no tiene por qué representar una afección subyacente grave.

Pero si aparece junto a otros síntomas o no hay mejora con algunos cambios sencillos, es conveniente consultar a un médico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.