Beso del presidente de la federación a jugadora genera polémica más allá de España

Durante la final de España contra Inglaterra, Luis Rubiales besó a la jugadora Jennifer Hermoso generando una fuerte polémica

Agencia

ESPAÑA. El beso en la boca del presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, a la jugadora Jennifer Hermoso ha generado una fuerte polémica en redes sociales de la que se hacen eco numerosos medios internacionales, con críticas hacia una acción que algunos representantes políticos en España califican de “violencia sexual”.

Rubiales dio un beso en la boca a la futbolista española tras agarrarla por la cabeza, durante la entrega de medallas tras proclamarse España campeona del mundo de fútbol femenino al imponerse por 1-0 a Inglaterra en Sídney (Australia).

“No me ha gustado”, manifestó la jugadora en el vestidor a través de Instagram, aunque posteriormente mediante unas declaraciones difundidas por la federación manifestó que fue “un gesto de amistad y gratitud”, algo “totalmente espontáneo por la alegría inmensa que da ganar un Mundial”.

Rubiales, a través un vídeo en redes sociales, lamentó haberse “equivocado” con su actuación “en un momento de máxima efusividad, sin ninguna mala intención, si ninguna mala fe”.

“Si hay gente que se ha sentido por eso dañada, tengo que disculparme“, manifestó, “y aprender” para tener “más cuidado” en un futuro, al mostrarse “apenado” porque el mayor éxito en la historia del fútbol femenino español se vea “empañado” por esta polémica.

La ministra española de Igualdad en funciones, Irene Montero advirtió en la red social X de que “no demos por hecho que dar un beso sin consentimiento es algo ‘que pasa’. Es una forma de violencia sexual”.

“Lo que todas pensamos, si hacen eso con toda España mirando, qué no harán en privado. La violencia sexual contra las mujeres tiene que terminar”, denunció en la misma red social la ministra española de Derechos Sociales en funciones, Ione Belarra.

El ministro español de Deporte en funciones, Miquel Iceta, en declaraciones a la emisora estatal RNE, consideró “inaceptable” la acción del presidente, quien “lo primero que ha de hacer es dar explicaciones y presentar excusas”.

El protocolo de actuación frente a la violencia sexual de la Real Federación Española de Fútbol establece que contactos físicos como “atraer con el brazo con el intento de besarles” o “besar a la fuerza” deben ser considerados “situaciones, actitudes y comportamientos relacionados con la violencia sexual”.

“Estas conductas son inaceptables y conllevarán consecuencias inmediatas“, señala el texto, que no detalla cuáles son esas medidas ni cómo se determina si la acción se ha cometido “a la fuerza”.

En España hay sentencias que consideran un beso en la boca como una agresión sexual, aún sin violencia, si la víctima declara no haberlo consentido.

María del Prado Escoda, de la asociación española de Juezas y Jueces por la Democracia, declaró que en este caso existe además otra dimensión: “el beso lo está dando una persona en una posición de superioridad laboral con respecto a la otra”, por lo que “no solo es violencia sexual, también es una violencia y un abuso de poder”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.