Mitos y realidades sobre la caspa que debes saber

En alguna etapa de nuestra hemos pasado por este malestar, sin embargo, pese a lo que muchas personas pueden pensar, sus causas son más comunes de lo que imaginan.

MVS

CIUDAD DE MÉXICO. Muchas veces nos rascamos la cabeza despreocupadamente, pero cuando empezamos a ver esas escamitas blancas, sabemos que algo no anda bien, pues la caspa ha tocado nuestro cuero cabelludo.

No solo causa picazón, incomodidad y descamación, sino que también puede afectar la confianza de quienes la padecen.

La caspa o pitiriasis es una afección del cuero cabelludo que provoca descamación por un exceso de células muertas en la cabeza posiblemente ocasionadas por las siguientes razones:

Hongo Malassezia: Este hongo se encuentra de forma natural en el cuero cabelludo de la mayoría de las personas, pero en algunos casos, puede proliferar y desencadenar la caspa. La reacción del cuerpo a este hongo es lo que causa la inflamación y la descamación.

Sebo en exceso: El cuero cabelludo produce aceite natural, conocido como sebo, para mantener el cabello y la piel hidratados. Cuando se produce en exceso, puede causar caspa, ya que crea un ambiente propicio para el crecimiento de Malassezia.

Cambios Estacionales: La caspa tiende a empeorar durante los meses de invierno, cuando la piel está más seca debido al aire frío y seco en el exterior y al uso frecuente de calefacción en interiores.

No enjuagar bien el shampoo: Sí, también da por exceso de limpieza. Cuando nos bañamos y aplicamos shampoo, pero no enjugamos de manera correcta, también puede provocar una breve caspa que se puede quitar echándonos agua hasta haber quitado bien el producto.

Mitos sobre la caspa

  • La caspa es contagiosa: Falso, la caspa no es una infección y no se transmite de persona a persona.
  • Lavar el cabello con frecuencia empeora la caspa: Esto es falso, pues lavar el cabello regularmente con un shampoo suave puede ayudar a controlar la caspa.

Como te podrás haber dado cuenta, la caspa es sumamente común, y sus remedios van de la mano con nuestros hábitos del día a día, así como del ambiente en el que nos desenvolvemos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.