Pide la iglesia dejar de lado los prejuicios, maltratos y tender una manos a las y los migrantes en tránsito

El Arzobispo agregó que queremos que los nuestros sean bien tratados y los que van pasando por nuestra ciudad son maltratados, los juzgamos de criminales, no queremos verlos en las calles y la ciudad, “nos da repugnancia mirarlos y quisiéramos barrer nuestra ciudad de migrantes, expulsarlos de nuestra ciudad, de nuestra nación”.
Luz Palacios 

OAXACA, Oax. Al Celebrar la eucaristía de este domingo Monseñor Pedro Vázquez Villalobos desde la Catedral Metropolitana de Oaxaca en el marco de la Jornada Mundial de Migrantes y Refugiados, hizo un llamado a toda la feligresía para apoyar a las y los migrantes en tránsito.

“Todos tenemos  un familiar migrante sin excepción, queremos que estos sean tratados con respeto, cariño, que les ayuden, les abran las puertas, que tengan un trabajo, que no los maltraten, no los persigan, no los calumnien, que no digan cosas de ellos, eso queremos en favor de nuestros migrantes ¿Por qué no lo aplicamos hoy en nuestra ciudad?”

Agregó que queremos que los nuestros sean bien tratados y los que van pasando por nuestra ciudad son maltratados, juzgados de criminales, no queremos verlos en las calles y la ciudad,  “nos da repugnancia mirarlos y quisiéramos barrer nuestra ciudad de migrantes, expulsarlos de nuestra ciudad, de nuestra nación”.

Expresó que si se trata de nuestros migrantes en Estados Unidos, no nos gusta, no queremos que los traten mal, porque son mexicanos, es nuestra raza, es nuestro familiar y no nos damos cuenta que aquí tratamos mal al venezolano, al nicaragüense, al salvadoreño al guatemalteco, a los cubanos, dominicanos a los africanos…

Refirió que debemos de tomar en cuenta y pensar mucho en nuestro actuar, porque no todos nacimos en esta ciudad, llegamos de otro pueblo y llegamos también de otro estado de la república, por lo tanto también somos migrantes, queremos ser tratados y queridos por todos, valorados,  pero no queremos a los migrantes, “eso si, que se llene nuestra ciudad de turistas, porque ellos si dejan dinero, es negocio, los migrantes no es negocio, a ellos les tenemos que dar, entonces esos que no lleguen, que no tomen esta ruta, que Oaxaca no sea su camino”.

“Yo solo les recuerdo que van a seguir pasando y aquí Dios nos va a decir gánate el cielo con misericordia, compasión, tendiendo la mano, regalen esas prendas que al migrante le hacen falta y ustedes ya no usan, porque no tienen que ponerse, compartamos el alimento, Dios nos va a bendecir, si así lo hacemos”.

Así mismo, el jerarca de la iglesia católica mencionó hace algunos días autoridades de Oaxaca, les pidieron un templo para brindar apoyo a los migrantes – no se cuantos hayan tomado- la iglesia abrió espacios en los templos “nos mandaron a un grupo de migrantes pero no les dieron de comer, solo los mandaron y los dejaron ahí, cuídenlos, aliméntenlos, vístanlos y ellos después dijeron  estamos cuidando a los migrantes y estamos haciéndoles bien, cuando en realidad fue la iglesia quien les brindó ayuda”.

Recalcó que se los mandan y no les cuidaron y eso no es hacer algo por los migrantes, -dijo- algo está faltando, no hemos sabido apoyarlos ni como iglesia, ni como autoridades civiles, nos hace falta mucho.

Para concluir hizo un llamado a la comunidad en general para que toquen su corazón y en lo familiar y lo personal puedan hacer algo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.