Guerra Israel-Hamás: Unicef calcula que ya son 300 mil niños que han tenido que abandonar su hogar

Una mujer llora por los familiares muertos en el conflicto entre Israel y Hamás que llegan al hospital Naser del campo de refugiados de Khan Younis, en el sur de la Franja de Gaza.

La representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, sostuvo que “todos los niños, en todas partes, merecen la paz»

MVS

La Directora Ejecutiva de UNICEF, Catherine Russell, se pronunció a través de un comunicado sobre sobre las muertes y lesiones de niños en el Hospital Al Ahli, en donde afirmó que en sólo 11 días, 300 mil infantes han sido desplazados de sus hogares.

“Estoy horrorizada por las muertes y lesiones reportadas de niños y mujeres tras un ataque esta tarde contra el hospital Al Ahli en la Franja de Gaza. Si bien todavía se conocen detalles y se siguen contando los cadáveres, las escenas sobre el terreno son devastadoras”; escribió Catherine Russell.

El número de muertos en la franja de Gaza, asediada desde hace días y sin electricidad ni agua corriente, supera ya los 3 mil, de los cuales, 853 son niñas y niños; alertó la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, que no ha podido contabilizar todavía las víctimas por el ataque al hospital Al Ahli ARab.

Balances de la guerra Hamás-Israel

Por otra parte, la ONU ha confirmado que al menos 600 mil palestinos han llegado al centro y sur de la Franja de Gaza, entre los 1.1 millones de civiles a los que Israel ha ordenado evacuar toda la zona norte, que está bajo bombardeo israelí desde el ataque del grupo islamista Hamás contra poblaciones próximas al enclave.

La putrefacción, los cuerpos bajo escombros por los bombardeos israelíes y los muertos que comienzan a ser enterrados en una fosa común por la sobresaturación en los hospitales marcan la realidad de la ciudad de Gaza y el norte del enclave, donde cientos de miles de personas se quedaron y no se fiaron de la orden de evacuación de Israel por miedo a ser atacados de camino.

Ataque contra el hospital Al Ahli Arab de Gaza

Cuatro hospitales han tenido que ser evacuados y no operan, mientras que el mayor de la franja, el de Shifa, sigue funcionando gracias al combustible que ha podido llevar desde otras zonas de Gaza la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por otro lado, la falta de agua potable incrementa el consumo desde fuentes no seguras, «lo que aumenta el riesgo de muerte o de enfermedades infecciosas entre la población», señaló el informe diario.

Todo esto supone la mayor masacre en el enclave de las cinco guerras que ha habido entre las milicias palestinas de Gaza e Israel desde 2008.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.