Medicamento para adelgazar podría causar parálisis estomacal

Se analizaron medicamentos de las marcas Wegovy, Ozempic, Rybelsus y Saxenda.

Agencia

CALIFORNIA. Fármacos como el Ozempic, cada vez más populares para perder peso, aumentan el riesgo de ciertos problemas gastrointestinales graves, incluida la parálisis estomacal, según un amplio estudio publicado el jueves.

El trabajo, publicado en el Journal of the American Medical Association (JAMA), una de las principales revistas médicas en el mundo, analizó una clase de fármacos llamados agonistas del GLP-1 que incluye las marcas Wegovy, Ozempic, Rybelsus y Saxenda.

Se comparó la tasa de efectos secundarios graves con otra clase de fármaco para la pérdida de peso, la bupropión-naltrexona.

Los agonistas del GLP-1 fueron asociados a un riesgo cuatro veces mayor de parálisis de estómago, nueve veces mayor de pancreatitis y cuatro veces mayor de obstrucción intestinal.

Estas condiciones pueden causar hospitalización y requerir cirugía, dependiendo de la gravedad.

«Dado el amplio uso de estos fármacos, estos efectos adversos, aunque raros, deben ser considerados por los pacientes que piensan usarlos para perder peso», dijo en un comunicado Mohit Sodhi, autor principal y estudiante de medicina en la Universidad de la Columbia Británica en Canadá.

«El cálculo del riesgo variará dependiendo de si el paciente está usando estos fármacos para la diabetes, obesidad o solo pérdida de peso en general», agregó. «Las personas que por lo demás están sanas pueden estar menos dispuestas a aceptar estos efectos adversos potencialmente graves».
Los agonistas del GLP-1, desarrollados en principio para lidiar con la diabetes tipo 2, han ganado popularidad en los últimos años como un medio para perder peso, especialmente con un uso fuera de lo indicado.

«Los resultados de este estudio resaltan lo importante que es que los pacientes accedan a estos fármacos sólo a través de profesionales médicos de confianza, y sólo con apoyo y seguimiento continuos», afirmó Simon Cork, profesor titular de la Universidad Anglia Ruskin, que no participó en la investigación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.