Latisha, partera tradicional., una luz en Oaxaca para las migrantes embarazadas

Citlalli López 

OAXACA, Oax. Latisha es una partera tradicional y con sus conocimientos ha dado luz y esperanza a al menos cien mujeres migrantes embarazadas que han cruzado por la capital de Oaxaca. Originaria de Texas, Estados Unidos y residente en México desde hace más de tres décadas, Latisha Serrano ayuda de manera voluntaria a las mujeres en esta travesía. Ella, junto con otras mujeres conforman la “Red de parteras ayudando a migrantes”.

“Empecé a checar a las mujeres desde mediados de agosto. Me llamó la atención por un señor que todos los días les compartía de comer en punto de las cinco de la tarde. Yo me acerqué a él para apoyarle a servir a las personas. Le dije que yo era partera y que si había alguna mujer embarazada podría apoyar”.

Desde esa fecha hasta ahora, brinda ayuda a las mujeres que se llegan a resguardar en el Jardín Morelos, plazuela ubicada a unas cuadras del zócalo de la ciudad, pero también ha brindado atención a quienes llegan a las terminales de autobuses y al centro de transferencia para migrantes abierto en San Sebastián Tutla.

La mayoría de las mujeres a quienes ha asistido en su paso por Oaxaca cursan los primeros cinco meses de embarazo, sin embargo, también ha dado acompañamiento a mujeres con ocho meses de gestación. Para ellas, la meta es llegar a Estados Unidos y parir en ese territorio. Hasta este momento no ha atendido partos.

“La carga para el cuerpo humano embarazado es doble al de una persona no embarazada. Ellas vienen más cansadas, luchando con anemias, luchando con infecciones. Simplemente el gasto de calorías es mayor y no tienen qué comer. Muchas me dicen: he bajado muchos kilos y es por eso, porque no logran comer bien”, expuso.

Las migrantes embarazadas se enfrentan a muchos desafíos en su trayecto como el hecho de no tener en dónde descansar, no tener un lugar para asearse y lograr buena higiene. Hay muchas personas que ayudan con comida, con ropa, pero no hay espacios para que ellas puedan tener paz mental de saber que están en un lugar seguro.

Aunque la mayoría de las mujeres que atiende Latisha son las que llegan al parque Morelos, también acude a las afueras del ADO y a otros puntos en donde se concentra la población migrante para pernoctar.

La última atención que brindó fue el pasado 9 de noviembre a una mujer con un embarazo de cuatro meses. Latisha no pudo concluir la revisión porque en ese momento elementos de la policía municipal comenzaron a desalojar el área a petición de algunos habitantes de la zona.

La labor que realiza es fundamental y forma parte de una cadena de acciones que buscan proteger los derechos humanos de las personas en tránsito en México.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.