¿Qué alimentos hacen subir la presión arterial?

Una guía con lo que debemos evitar en nuestra mesa si somos hipertensos.

Agencia

CIUDAD DE MÉXICO. La hipertensión presión arterial alta- es una afección grave que incrementa de manera importante el riesgo de sufrir cardiopatías, encefalopatías, nefropatías y otras enfermedades.

De acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud, se estima que en el mundo hay 1280 millones de adultos de 30 a 79 años con hipertensión arterial. Además, destaca el organismo, es una de las principales causas de muerte prematura pero se diagnostica y trata a menos de la mitad de los adultos que la presentan (sólo al 42%). 

La hipertensión es un trastorno frecuente en el que la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias con el paso del tiempo es lo suficientemente alta como para poder causar diferentes problemas de salud, como una enfermedad cardíaca, entre otros, detalla la Clínica Mayo.

La presión arterial se determina tanto por la cantidad de sangre que bombea el corazón como por el grado de resistencia al flujo de la sangre en las arterias. Entonces, cuanta más sangre bombee y cuanto más estrechas estén las arterias, mayor será la presión arterial.

Cuando se habla de presión arterial se mencionan dos valores. El primero es la tensión sistólica y corresponde al momento en que el corazón se contrae o late. El segundo, la presión diastólica, representa la presión ejercida sobre los vasos cuando el corazón se relaja entre un latido y otro.

Para establecer el diagnóstico de hipertensión es necesario medir la presión durante dos días distintos, aconseja la OMS. En ambas lecturas la tensión sistólica debe se superior (o igual) a 140 mmHg y la diastólica superior (o igual) a 90 mmHg.

Sal de mesa. Demasiado sodio puede hacer que el cuerpo retenga líquido, lo que aumenta la presión arterial, destaca Clínica Mayo en su sitio. En este caso, se la puede reemplazar por condimentos como hierbas o especias naturales.

Azúcar blanca. En este caso, se trata de un hidrato de fácil asimilación nada recomendable para quienes padecen hipertensión. Como reemplazo, lo aconsejable es endulzar con edulcorantes libres de azucares.

Embutidos. Los embutidos (salchichas, chorizos, longanizas, salames, etc.) son otro de los alimentos prohibidos para los hipertensos. Es que el proceso que se suele seguir para encurtirlos y prepararlos incluye una gran cantidad de sal y grasas saturadas.

Lácteos enteros. La leche, el queso y el yogur son una buena fuente de minerales como calcio y magnesio, pero también contienen grasa saturada y sal, lo que sube la presión. La mejor opción es consumir la versión descremada.

Carnes rojas. Si bien es un alimento rico en hierro también lo es en grasas saturadas, por lo que es aconsejable que los hipertensos reduzcan su consumo o directamente lo eviten.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.