¿Sabías que las chinches de monte o jumiles son altamente nutritivas?

Maira Ricárdez

OAXACA, Oax. En los últimos tiempos, los alimentos tradicionales de las comunidades se han convertido en platillos exóticos en restaurantes de alta plusvalía, hablamos de chapulines, chicatanas, gusanos de maguey, escamoles y ¿por qué no? también jumiles, o chinches de monte.

Pompilio Carrada, originario de San Andrés Cabecera Nueva, perteneciente a Putla Villa de Guerrero, relata que desde niño ha visto como se cazan estos insectos que son de temporada, es en noviembre y diciembre cuando se reproducen y con un proceso de conocedores, los nidos son incautados en los árboles de encino, de ahí, pasan a la mesa de las poblaciones originarias.

En municipios y rancherías de Putla y estados vecinos como el de Guerrero son bien recibidos, acompañan tradicionalmente los platos de frijoles, a manera de chiles, pues son de sabor picante, altos en yodo.

En comparación con alimentos convencionales, los insectos aportan cantidades significativas de vitaminas esenciales para transformar los alimentos en energía, para el crecimiento normal, el mantenimiento del cuerpo y la prevención y alivio de enfermedades, ha establecido José Manuel Pino Moreno, estudioso del Instituto de Biología de la UNAM.

México cuenta con 504 especies de insectos comestibles, casi una tercera parte del total de la variedad conocida en el mundo. Estudios establecen que son la mejor alternativa a la obtención de proteína animal, y resultan un recurso prometedor para regiones del planeta en donde escasean los alimentos.

Así, los jumiles son una especie abundante en la región centro-sur de México, y en los últimos años, corroborado su valor nutricional se cotizan en altos precios en el mercado.

Como la mayoría de insectos, los jumiles poseen un bajo nivel de colesterol por lo que son ideales para prevenir enfermedades cardiovasculares, refieren estudios especializados la Universidad Nacional Autónoma de México. 

Contienen alto porcentaje de proteínas de fácil digestión, por su bajo porcentaje de humedad, sus vitaminas y minerales se concentran, ayudan a regular la presión sanguínea por su alto grado de contenido mineral. El jumil contiene un elevado porcentaje de yodo, indispensable para las hormonas de la tiroides y necesario para el buen funcionamiento del metabolismo.

Su índice proteínico lo ubica dentro de los 20 alimentos que aportan más proteínas por miligramo. 32.20 % un poco menos que el queso holandés y sin grasas, todos estos beneficios en un pequeño hemíptero, como se conoce a los insectos de su clase, de poco menos de 1 cm. Su consumo varía de región a región, en algunos lugares se come vivo, en otros, se muele y se cocina para preparar salsas y guisados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.