Matrimonio, institución instaurada por Dios hay que cuidarlo y valorarlo: Arzobispo

Desde el matrimonio se deben de ayudar el uno y el otro para que juntos puedan ir superando sus defectos, porque no son personas perfectas, están limitados, tienen defectos y se tienen que ayudar el uno y el otro para que cada día sean menos los defectos y vaya creciendo el ejercicio de la virtud, el amor.
Luz Palacios

OAXACA, Oax. A todos nos ha llamado Dios a la vida de santidad, a todos. Todos somos llamados a ser santos. Ese llamamiento lo hizo Dios desde el día que fuimos bautizados, preguntémonos si estamos trabajando, en nuestra vida personal, la santidad de vida y enseguida, Dios se va fijando en nosotros y nos va diciendo por qué camino nos quiere, destacó el arzobispo Pedro Vázquez Villalobos al realizar la misa de este domingo.

Destacó que el matrimonio es institución instaurada por Dios por ello hizo un llamado a cuidarlo y valorarlo.

”Dios te llamo a ser santo en la vida matrimonial que seas un esposo santo, una esposa santa, a realizarse juntos como persona, como hombre o como mujer, en la vida, en la vocación al matrimonio, Dios le llamaba a formar un hogar, conoció a una persona, comenzó a crecer en ustedes el amor en su momento, tomaron la decisión, movidos siempre por el amor, a compartir la vida y todo”.

Dijo que desde el matrimonio se deben de ayudar el uno y el otro para que juntos puedan ir superando sus defectos, porque no son personas perfectas, están limitados, tienen defectos y se tienen que ayudar el uno y el otro para que cada día sean menos los defectos y vaya creciendo el ejercicio de la virtud, el amor.

“Ama a esta persona, a esta mujer que tú elegiste, ámala así, como ella es, con todas sus miserias y debilidades, con todas sus virtudes, ámala y ahí me estarás amando a Mí. Ama a este hombre, tu esposo, al que elegiste para que te acompañara en la vida, ámalo, con todas sus deficiencias, con todas sus miserias y debilidades, con todo lo que él es, ámalo, ámalo y ayúdalo a vivir la perfección cada día”.

Destacó que a otros, los ha llamado Dios a consagrar su vida a él siendo sacerdotes, nosotros los hombres y a las mujeres les llama Dios a consagrar su vida a él en la vida religiosa. El llamamiento lo hace Dios y él sabe cómo.

“Gracias por mirar así, por mirar esa grandeza de llamamiento a hombres al servicio de la Iglesia, siendo sacerdotes gracias por mirar esa grandeza, pero para llegar a esa grandeza necesitamos salir de otra grandeza que es la vida familiar, la vida matrimonial.

Finalmente refirió que la institución del matrimonio es muy grande, es santo, es bendición divina, valoren, cuiden su matrimonio, porque viene de Dios, la instituyó Dios. Es de institución divina el matrimonio de un hombre y una mujer, por tanto, es muy grande la vida matrimonial, porque la instituyó Dios y es muy grande el sacerdocio, sí, porque Dios es el que llama y Dios es el que consagra para Él, en el servicio a los hermanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.